Por que mi asesor de lactancia fue tan duro?

Body: 

Me encanta ser consultora de lactancia materna (LC) en Chicago!  Me encanta que todo lugar que veo, veo más mujeres independientemente de la raza, la orientación sexual o diferente nivel de ingresos que deciden que ella sola pueden proveer la alimentación para su bebe.

La lactancia materna esta por todas parte.  Yo sé que cualquier mujer, que está buscando cuidando prenatal va obtener consejería sobre los beneficio de lactancia para ella como para él bebe.

Como enfermera, él sido parte de una profesión que es muy respectada aunque muchas veces ay individuales que no tiene una experiencia agradable.  Las enfermeras son conocidas por ser trabajadoras, que muchas veces no tiene la oportunidad de usar el baño, o tomar un descanso pero son las defensoras de sus pacientes. 

Yo pensaba que estaban continuado con esta misma tendencia cuando obtuve los requisitos y pase el examen de Consultora Internacionales de Lactancia Certificada (IBCLC).  La consultora de lactancia (LC) que usted ve en los hospitales después de dar a luz tiene la capacidad  de ayudar le con la alimentación de su bebe con el tiempo necesario que se necesite lo que no tiene muchas de las enfermeras. El tiempo necesario para ayudar con la lactancia.  La consultora de lactancia, pasa el tiempo necesario con sus clientes para tranquilizar, ayudar, apoyar y ensenar a su bebe amamantar.    Alómenos eso es lo que yo pensaba que todas en la profesión, estaban permitidos de hacer.

Pero creo que estaba equivocaba.

Muchas veces que no quiero admitirlo, me encuentro que me estremezco  cuando una persona me cuenta de su experiencia que tuyo con una consultora de lactancia.  Escuchado las mismas quejas de mis amistades de diferente parte de los estados de la nación.   Y muchas de ellas me dicen algo como estos:  

“Ella era muy áspera con mi bebe.”

“Ella no me pregunto si me podía tocar mis pecho”.

“Ella no me estaba escuchado lo que yo le esta decido”. 

“Ella me hizo sentirme incomoda”.

“Ella me dijo que las formula era veneno”.

Yo le ofrecí a la hija de me vecina, de ver la cuando nacerá él bebe y ya estuviera en la casa.  Se lo ofrecí cuando tenía poco tiempo de embrazo, y yo estaba firme de cúmplele mi promesa.  

Cuando me enteré que él bebe ya nacido, le ofrecí mis servicios otra vez.  La vecina  se lo comunicó a su hija y ella se asustó.  Ya que ella estuvo un parto traumático, y una experiencia traumática con la consultora de lactancia en lo hospital.  La Señora le informo a la vecina que no quería verme cerca de ella o su bebe.  

Yo me sorprendí, pero comencé a pensar sobre mi propia experiencia con la lactancia.   Me primera experiencia con la lactancia  después de dar a luz era similar.  La foto que yo compartí en Facebook describo una experiencia amorosa de madre y recién nacido.     

Mis memorias eran un poco diferente:

  • Mi esposo tenía lágrimas de facilidad
  • Parecía que era una eternidad acostada en la posición plana sobre la espalda a lo que el doctor terminaba de coserme. 
  • Me sentía una sensación que estaba en una posición incómoda para comenzar la lactancia materna.
  • Tener una sensación que había muchas manos que me agarrar mis pechos y empujar mi bebé.
  • Mirando hacia abajo durante amamantado mi bebe, no más podía ver un montón de brazos que no mi permitía ver a mi péquelo bebe. 

La experiencia me cambio, y me ayudado a guiarme la forma que trabajo con mujeres.   Me di cuenta de que mis impresiones de esta experiencia no fueron la experiencia de vinculación muy especial que necesitaba después de un difícil embarazo y el parto. Se sentían superficial y orientada a las tareas.

También soy diferente porque durante años asistí a los sobrevivientes de abuso sexual con la lactancia. No puedes tocar y agarrar los senos de una persona así porque si, especialmente cuando ávido trauma anteriormente.  Puedes dejar que ellas misma guie la sesión, y así esa forma obtener una forma de independiza como mama de amamantar.  Creo que esto es lo que debemos hacer de todas formas, quiero que una mujer debe de siente que ella puede hacer por su cuenta.  

Esto me hace como la LC que debe forjar una nueva identidad para esta profesión, mientras que los proveo buenos cuidados de mis clientes. Entiendo ahora que muchas enfermeras no quieren ayudar con la lactancia, o no tienen el tiempo para proporcionar la atención que una mujer pueda necesitar. También me doy cuenta hay un amplio espectro de consultores de lactancia, y me alegro de que estoy bastante "verde" que no han caído en malos hábitos.

También me doy cuenta de que la lactancia materna más se convierte en algo que tiene el mandato en los hospitales, y los pacientes tienen el aumento de tener unas experiencias más negativas.  Presión sobre la administración se transfiere a los gerentes de enfermería y enfermeras de piso, esto finalmente escurre hasta los pacientes. Si deberá están interesados en mejora los resultados de lactancia en términos de experiencia del paciente y los resultados, los hospitales necesitan contratar a más asesores en lactancia y detener el entrenamiento de enfermeras para que dejen de intervenir.

Aunque yo nunca volverá amamantar otra vez, me siento orgullosa en ayudar a las mujeres que desean amantar, en sus hogares. Y me aseguraré de que no estoy invadiendo el cuerpo de una mujer y de momentos especiales que no se pueden ser devueltos. Respeto cada mujer con la que trabajo, a su bebé, a su cuerpo y sus deseos, para que no se ha se caracterizado como áspero. 

Translation by Norma Argon-Perez RN, BSN, IBCLC